ESP

La vajilla, cada vez más protagonista en la mesa

08.06.2016
GMcash
La vajilla, cada vez más protagonista en la mesa

Hasta hace pocos años, en la mayoría de los restaurantes los platos no eran más que transportadores de la comida, los chefs escogían vajillas que tuvieran el mínimo protagonismo en la composición para centrar la atención del comensal en la comida y evitar cualquier distracción. Con el auge de la alta cocina, nuevos sentidos han empezado a tomar partido en la experiencia gastronómica, y con ello los platos y la cubertería han dejado de situarse en un segundo plano para pasar a formar parte de la misma composición, hasta el punto incluso de ser los protagonistas.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger tu vajilla?

Uso y funcionalidad

En primer lugar, debes tener muy claro qué papel va a jugar la vajilla en cada momento. Lo ideal sería disponer de una vajilla genérica que puedas usar para una gama amplia de platos y optimizar recursos, y tener luego ciertas piezas específicas destinadas a platos concretos de tu carta que quieras destacar de forma especial. Tu vajilla genérica debe ser funcional, de fácil manejo y mantenimiento, puesto que será la que vas a usar más y por lo tanto a lavar casi a diario. Con tus platos especiales puedes permitirte mayores licencias, dado que no serán usados tan a menudo y su función principal será dar espectacularidad a la composición. Aunque tengamos que lavarlos a mano… ¡merece la pena!

 

Materiales

Tradicionalmente los materiales más usados en vajillas han sido la cerámica, el vidrio, la porcelana o el cristal. Recientemente se han popularizado otros materiales como la melanina y otras resinas que permiten crear piezas 100% seguras, resistentes y con formas y colores inimaginables. Es posible imitar cortezas de árbol, conchas de ostra, caracolas y erizos marinos, coral… las posibilidades son infinitas, si bien su coste suele ser bastante elevado.

Por último, existe también la tendencia (muy extendida actualmente) a utilizar materiales como la piedra, la pizarra, la madera o incluso hojas a modo de soportes que aportan mucha simplicidad al plato, dando una mayor importancia a la comida con un aire moderno.

 

El concepto creativo del plato

En ocasiones el plato tiene un papel tan importante en la composición que sin él perdería todo el sentido. Por ejemplo, un plato con forma de concha ya nos está diciendo que lleva marisco aunque quizás no lo vemos a simple vista; o una ensalada muy colorida puede llegar incluso a mimetizarse con el plato dando lugar a efectos ópticos sorprendentes. La vajilla nos permite lanzar mensajes a nuestros comensales, jugar con ellos y hacer, al fin y al cabo, que la experiencia gastronómica resultante sea impactante y recordada.

 

Otras publicaciones relacionadas:

- ¿Cómo es el uniforme más adecuado?

- Cómo decorar tu restaurante

- La presentación de los platos: comer por los ojos

- Técnicas básicas de emplatado

- Qué copa utilizar para disfrutar de un buen vino

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Realiza showcookings y aconseja en la realización de cartas y menús para restaurantes

Sumiller GMcash
Sumiller

Imparte y organiza cursos de cata y asesora en cartas de vinos y maridajes, y ferias gastronómicas

Comentarios