ESP

La primavera enriquece de belleza al viñedo

25.05.2016
Sommelier
La primavera enriquece de belleza al viñedo

Hay tres fechas importantes en el ciclo biológico de la vid: la brotación, la floración y la vendimia. Durante el invierno la viña permanece en reposo.  Con la llegada de la primavera vuelve a activarse la savia que circula por los vasos conductores y de la que se nutren sus células. Con la primavera, iniciada más por la subida de las temperaturas que por la fecha que marca el calendario, empieza el desborre y la posterior brotación de las cepas, continuando así el maravilloso ciclo vegetativo de la vid, que empieza con el reposo invernal.

La brotación señala el inicio de la vida, una vida que saca la cabeza en forma de yemas que se acaban desarrollando en hojas y en racimos. El nacimiento de la vegetación marca el comienzo de un nuevo ciclo. Con el buen tiempo las cepas crecen rápidamente, pero si el tiempo no acompaña puede ser perjudicial para su crecimiento y evolución, pues las yemas que brotan son muy delicadas: fríos imprevistos, vientos no deseados son los problemas más frecuentes.

La vid despierta de su letargo invernal y los viticultores empiezan a desarrollar tareas en los viñedos o a vivirlos desde la cercanía disfrutando de todo lo que florece, vive y se arraiga a su alrededor. 

La primavera es la época en la que las vides florecen y son polinizadas; es la época de crecimiento de la cubierta vegetal, que puede ayudar a mejorar el vigor de las cepas; es la época en la que se puede desbrozar, en la que se elimina lo que no es necesario o lo que puede dar molestias para cultivar bien el viñedo; es la época en la que se puede despampanar, es decir, en la que se quitan los pámpanos a las vides para reducir la frondosidad excesiva; es la época en la que se puede espergurar: se dejan en los pulgares de la poda los brotes necesarios evitando un exceso de uvas y vegetación; es la época en la que se puede labrar para airear la tierra; y es la época en la que se debe tener el máximo cuidado con las enfermedades en las plantas.

Ha llegado la primavera y se hace patente en la naturaleza, pues las plantas despiertan mostrándonos un gran abanico de colores y aromas. Podemos sentirnos unos privilegiados porque en ninguna otra época del año nuestros sentidos disfrutan tanto.

 

Otras publicaciones relacionadas:

- La vendimia: criterios de madurez de la uva para el vino

- Aromas de los vinos

- Vinos naturales sin aditivos

- El color del vino

 

 

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Cocinero de una propuesta gastronómica 100% Huelva

Imagen de Sergi Bas
Sergi Bas
Cocinero

Cocinero de vocación y amante de la gastronomía

Sommelier
Sommelier

Imparte y orgnaiza cursos de cata y asesora en cartas de vinos y maridajes, y ferias gratonómicas

Comentarios